lunes, 23 de mayo de 2011

Moon


Debo decir que, cuando mi señor hermano me propuso ver Moon para criticarla conjuntamente pensé que iba a ser un rollazo poco menos que de serie B (perdona Rudu, sin acritud), pero ha resultado ser un film sorprendente.
Estamos en la Luna, con el trabajador de una compañía que explota los recursos del satélite para generar energía limpia en la tierra. Sam Bell está solo y pasa allí los últimos días de su contrato de tres años, incomunicado y con la única compañía de Gerty, un robot que tiene como misión principal cuidar de él y que se toma su misión muy en serio. La voz de Gerty la interpreta Kevin Spacey, lo cual es un incentivo más para los que os inclinéis por verla en versión original. La empresa y la familia de Sam se comunican con él a través de vídeos grabados (por lo tanto, en diferido, por así decir), puesto que las comunicaciones en la base llevan desde el primer día bloqueadas y nadie se ha acercado a repararlas, cuestión que deviene profundamente sospechosa, sobretodo después de la observación de un par de detalles que se escapan y a los que Sam asiste con un punto de sorpresa.

Moon tiene una atmósfera claustrofóbica e inquietante que ya te lleva a pensar desde el primer momento que de ahí no puede salir nada bueno, pero desde luego no esperas en absoluto que la historia siga el rumbo que toma. Aunque tiene un ritmo desigual, hay que destacar que es capaz de mantener la atención y el suspense durante la mayor parte del metraje. Además los freaks de la ciencia ficción seguramente le encontraran algunos fallos (en los que no entraré para no hacer algún espoiler), pero aún así, a mi me ha parecido bastante
interesante.

Hay muchos temas a valorar y de los que hablar en Moon, pero para mi gusto, si entrara en ellos haría espoiler y, por lo tanto, prefiero comentarlo con vosotros después en los comentarios, si es que la habéis visto.  

Como curiosidad, decir que el director es el hijo de David Bowie, que se presenta bajo el seudónimo de Duncan Jones y que no quiso contar con ningún actor famoso para esa película, con la excepción de Kevin Spacey, al que le ofreció el papel de “Gerty” después de su insistencia.

Recomendable.

Raquel
Nota: 6,7



Esta semana nos toca comentar la última recomendación de Nina, la supuesta “experta cinéfila” del blog, le pedí que me recomendará una película ella que conoce mis gustos y ha visto bastantes más que yo y no se le ocurrió otra (bueno en realidad si, otras 2 pero esas aún no las he degustado) que Moon. 

Cabe decir que cuando me he enteré de que era del mismo director que “Código Fuente” (película que tengo aún pendiente de ver pero que mucha gente me recomienda) albergaba una esperanza de que me gustará bastante, pero no ha sido así, tampoco diré que me haya horrorizado, pero ha pasado delante mío sin pena ni gloria, no creo que la recuerde mucho tiempo aunque tampoco pretenda olvidarla rápido como algunas otras que he visto no hace mucho.

La trama nos lleva a un futuro no muy lejano en el que la tierra es abastecida en un 75% de energía limpia procedente de la Luna, para ello la empresa Lunar, tiene destinado a un trabajador en sus instalaciones en la cara oculta de la luna para que vaya enviando el Helio3 y así ir abasteciendo a la tierra de energía limpia.
Según vaya avanzando la película se irá descubriendo el pastel, aunque a mi parecer creo que da muchas vueltas sobre lo mismo, no avanza, una vez que el protagonista descubre lo que está pasando en la base de “Lunar” me parece como que se repite demasiado, hasta casi el final que avanza, aunque tampoco demasiado, cabe decir. Tambien he de decir, que para mi gusto hay algo en el final que no explica todo lo claro que me gustaría lo que ocurre con el protagonista que queda en la luna, más bien, el porqué de ese final, pero bueno, quizás sea cosa mía.

Como puntos a favor destaco las imágenes cuando el protagonista sale fuera del recinto y se ve el espacio y el suelo lunar, así como también me ha hecho gracia la máquina que tiene de compañero Sam, una máquina con inteligencia propia, que es capaz de entablar conversaciones y lo más gracioso es que con un iconito sabes si habla alegre, asustado, triste…  Soy excesivamente simple XD.

En definitiva, no es la película de mis sueños, no tiene una trama demasiado compleja ni muy diferente a algo ya visto, quizás el contexto, pero no se hace pesada y durante una hora y media te parece que estas en la luna..

Puntuación 5,5
Rudu


1 comentario:

Javi dijo...

A mí me gustó más. Me parece muy original la forma que tiene de ver la ciencia ficción el hijo de David Bowie (lo siento, lo digo así porque su padre era muy grande y Duncan Jones aún tiene que demostrar mucho para llegar a su altura). Es una peli misteriosa, hermética, triste (la soledad aquí cae como una verdadera losa), alucinante (los diferentes Sam Bell´s, sus comportamientos y las relaciones que mantienen)