viernes, 6 de mayo de 2011

The Company Men - Critica Express


Bueno hoy nos disponemos a comentar la última de Ben Affleck “The Company Men” que además del popular actor cuenta con otro elenco de grandes actores como Tommy Lee Jones o Kevin Costner.

La película nos cuenta la historia de Bobby Walker (Affleck), un ciudadano bien aposentado con un buen trabajo, un buen coche, una buena casa… vamos tren de vida muy elevado, que de repente un día se ve involucrado en un expediente de regulación de empleo y ve como su vida va derivando desde el éxito al que estaba acostumbrado hasta tener que renunciar a casi todo, aunque a cambio va ganando otras cosas que antes no tenía.



Además de Walker en los despidos se ven afectados otros dos personajes que también intervendrán en la trama, Phil Woodward (Chris Cooper) y Gene McClary (Tommy Lee Jones). Woodward era un jefecillo de unos 60 años, al que cuando despiden su vida se derrumba y suelta una de las frases que más me llamo la atención de la película: “Sabes lo peor de todo: el mundo sigue", mi vida se ha acabado y nadie se ha dado cuenta.”

McClary, por su parte era uno de los jefes de la empresa, el único que se oponía a los expedientes de regulación, y pese a estar despedido él no tendrá los problemas que Walker y Woodward sienten ya que en su caso está respaldado por las acciones de la empresa que conserva.

El personaje de Walker es sin duda el más importante de la película, sobre todo por la transformación que va dando durante la misma y por como refleja lo que suele pasar en casos semejantes. Walker, como ya he dicho, llevaba un tren de vida alto y tenía un buen cargo en la anterior empresa, por ello al ser despedido le cuesta asimilar la situación, pensando incluso que no iba a estar en el paro más de unos días, y ocultándole la situación a parte de la familia que se acaba enterando en una reunión familiar cuando su hija lo dice.
Su cuñado (Costner) al enterarse de la situación y pese a la mala relación entre ambos, le ofrece un trabajo para poder subsistir (después de no poder pagar la hipoteca, tener que vender el coche, dejar el club de golf y todo muy a pesar del protagonista) que rechaza por no parecerle lo suficientemente buena. Al final y al no tener más opciones que la de su cuñado, tendrá que trabajar en la obra con él y a partir de ese momento se irá viendo el cambio del personaje que pasa de solamente importarle su trabajo y ser un triunfador a darse cuenta que al menos tiene una familia en la que apoyarse y que no es todo malo.

En definitiva, la película nos permite pasar un rato, pero la verdad que no ofrece nada nuevo, nos muestra como es hoy en día el tema laboral, pero la verdad nada que no sepamos, empresarios que ganan dinerales mientras echan a la calle a los trabajadores, gente que no puede pagar la hipoteca, vamos el pan nuestro de cada día en este país,  lo único diferente de la película a la realidad es el final, que como no, siempre tiene que ser feliz…

2 comentarios:

Mario dijo...

Ésta película me interesa por el tema laboral que creo que se toca muy poco, cierto que es de lo más común y triste pero también merece estar en pantalla, de por sí mi fe está en Cooper que es un secundario de lujo. Espero verla pronto. Un abrazo.

Mario.

T-800 dijo...

A ver si la ponen por mi ciudad. La verdad, tiene un repartazo. Buena crítica Rudu.