viernes, 29 de abril de 2011

Tron Legacy - Critica Express


Hoy me dispongo a comentar Tron Legacy, película del año pasado protagonizada por Jeff Bridges, Garrett Hedlund y Olivia Wilde.



El film comienza en los años 80, en una escena en la que un padre, Kevin Flynn dueño de una poderosa empresa de software, comenta a su hijo, Sam Flynn, los avances que está haciendo en “la Red”, como entre él CLU y Tron están convirtiendo “la red” en algo que parecería impensable, la escena se acaba con Kevin  marchándose a seguir trabajando en “Red”, prometiéndole a su hijo que algún día le llevará a verla y que mañana se vuelven a ver a retarse a las recreativas, para ello el padre le da una moneda a Sam, que casi resultará decisiva.

Continúa la película habiendo pasado 25 años en los que el padre había desaparecido sin dejar rastro y el hijo, privado de toda actividad en la empresa de su padre, entra en ella para sabotear la inminente salida de un producto revolucionario.
 A partir de ahí el joven Sam recibe una visita del compañero de su padre que le convence para que vaya a los recreativos de su padre, que ha recibido un mensaje desde allí, Sam tras mucho vacilar va, y ¡OH, casualidad! Con la supuesta moneda que su padre le ha dado se pone a jugar a una máquina tras la que descubre el despacho donde su padre trabajaba con “La Red” y que tras un involuntario incidente se ve él introducido en “La Red”.

A partir de ahí se desarrollara la historia de cómo verá lo que es “La Red” y como Clu ha cambiado las reglas para hacerse él, el mandamás e intentar sabotear el mundo real saliendo de la Red a partir de la entrada de Sam y el disco de Kevin (el disco es una especie sistema de almacenaje que por lo visto también les sirve de arma).

No contaré más de la película para no desvelar mucho más (aunque un poco ya os he contado) pero vamos toda la historia está bien aderezada con muchos efectos especiales, como he leído en algún lado, Tron Legacy podría ser el salvapantallas más impresionante del mundo, pero la historia me ha parecido poco original, la puntuaría con un 6 aproximadamente y más que nada por los efectos que siempre es algo que me llama la atención, aunque reconozco que la película tampoco es que se haga pesada .

jueves, 28 de abril de 2011

Como entrenar a tu dragón - Animación desde otro punto de vista

Nunca nadie ha visto a un Furia Nocturna…


Ésta película llevaba desde el inicio de la sección de animación en la lista de películas pendientes de ver. Las críticas del público y los premios que ha recibido son muchos, pero iba retrasando su visionado por más y más tiempo por unas razones o por otras…Hasta ésta semana. Y me he dado cuenta de que me estaba perdiendo un peliculón. Así que ojo al dato que vamos a aprender “Como entrenar a tu dragón”.




“Como entrenar a tu dragón” es una película de amistad y aventuras fantásticas (a más de uno nos gustaría que fuera real para poder tener un “Desdentao”) que a pesar de tener un argumento tópico basado en un protagonista diferente en un mundo que no le comprende y en una amistad a priori imposible no se estanca en eso y evoluciona sin dejarte aburrir.

Técnicamente es espectacular y perfecta. Las escenas del vuelo entre las nubes te hacen sentir volando como si formaras parte del film, los personajes tienen expresiones perfectamente logradas, y cada uno con su rasgo particular individual. Además todo esto está acompañado por una banda sonora que ayuda a transformar lo que sólo sería una película en un maravilloso conjunto de sensaciones.

El toque diferente de la película lo ponen los dragones a los que se enfrentan los rudos vikingos de Isla Mema. Son criaturas todas ellas diferentes, dotadas de diferentes rasgos según cada especie: físicamente son distintos, tienen ataques y velocidades diferentes…aunque todas ellas con algo en común: son el objetivo a batir del pueblo de Hipo, que se entrena sin descanso para terminar con ellos.

La película desde el inicio es entretenida y divertida ya que su patoso protagonista las lía pardas, la verdad, pero además tiene cambios que la hacen más amena. No se basa la mayor parte del tiempo en la amistad imposible entre un humano y un dragón. No. Salta de escenas amistosas y entretenidas a otras de acción que consiguen ponerte totalmente en tensión. Cambia el escenario de un idílico bosque a un pueblo antiguo pero con casas nuevas, de una especie de plaza de toros (en este caso de dragones) a un paseo por el cielo…

Un detalle que no quiero dejar pasar es el del final (¡tranquilos que no hay spoiler!), un fin de película muy poco común en la animación, quizá por el tópico de que la animación es para público infantil… Pero que personalmente, a mí me ha gustado.

Y no puedo terminar la crítica sin mencionar un par de escenas que me han parecido sublimes en la película. La primera es la del primer vuelo de Hipo con su dragón. He visto “Avatar” y “Como entrenar a tu dragón” y la escena que os comento nada tiene que envidiar al vuelo del señorín azul con el pseudo-terodáctilo. La segunda es el momento en que Hipo vuela con Astrid entre las nubes…esas imágenes acompañadas de la música se han quedado grabadas en mi retina… ¡Es perfecta!

Sólo le veo una pega a ésta película, y es que al terminar de verla te quedas con una necesidad, con un ansia que no se puede satisfacer… ¡Tener un dragón!

miércoles, 27 de abril de 2011

Plan Oculto - Critica Express


Después de unas merecidas vacaciones vamos a seguir desgranando películas a nuestra peculiar manera.
Hoy me dispongo a comentar “Plan Oculto”, una película del 2006 dirigida por Spike Lee y protagonizada por una terna de estrellas, Denzel Washington, Clive Owen y Jodie Foster.



La película comienza con Clive Owen hablando a cámara desde lo que parece una celda dejando claro la diferencia entre celda y prisión. A partir de ahí empieza a narrar el cómo llevar a cabo el “plan perfecto” para atracar un banco, aviso que el resto contiene SPOILERS. 

Para que el plan sea perfecto se deben dar varios puntos:

Punto 1, los atracadores entran vestidos de pintores  y se encierran en el banco donde hacen vestirse a todos los rehenes de la misma manera, para así en caso de que la policía entre no pueda diferenciar entre atracadores y rehenes.
Punto 2, Pedir a la policía cosas imposibles, que sabes a las que no van a acceder y así obtener más tiempo para el punto 5.
Punto 3, entre atracadores llamarse siempre por sobrenombres, a poder ser derivados de Steve.
Punto 4, espiar a la policía para saber cuáles van a ser los movimientos que van a tomar y asi que no te cojan desprevenidos.
Punto 5, hacer un falso fondo en una habitación para que el capo de la banda, que será el que interactúe con la policía se mantenga escondido unos cuantos días.
Punto 6, Entrar con pistolas de juguete y no matar a nadie (pese a fingir un asesinato para que te hagan más caso) para en caso de ser atrapado (cosa poco probable con este plan) tener lo menos posible de condena.
Punto 7, después de robar una de las cajas fuertes con diamantes (que nadie se ha percatado que existe) y pasar unos días escondido, salir por la puerta mientras entra el negociador de la policía y dejarle un diamante en el bolsillo por portarse bien.

Pero además de los atracadores, la película también tiene otros personajes como los inspectores, que llegan al caso porque el titular está de vacaciones y solo consiguen algo de provecho porque son tenaces, porque en cuanto salen del banco los atracadores  su jefe les dice que se olviden y luego está el personaje interpretado por Jodie Foster, exactamente no me quedo claro cuál es su trabajo, pero parece ser una busca favores con muchos contactos y “metome en todo”.

En definitiva, la película está bien,  no me termina de llenar del todo y más siendo del estilo que es pienso que podría ser mejor, pero aún así se deja ver y te entretiene durante  2 horas,  de puntuación rondaría el 6.

viernes, 22 de abril de 2011

Revisitando clásicos: El apartamento


Buenas!
Heme aquí, en plena Semana Santa, entregándome a mi tarea de recuperación en vez de estar en una procesión, como mandan los cánones. Dada la circunstancia quizá tenía que haber recuperado “La Túnica Sagrada” o “Ben-Hur”, clásicos universales de estas fechas, pero ya tenía preparada la crítica y era una cuestión de optimización de esfuerzos (yo también me merezco unas vacaciones).

Así pues, rollos a parte, hoy os recomiendo el visionado de “El Apartamento”, del grandísimo Billy Wilder, que con dos películas en esta sección (y alguna en ciernes, no digo más) ocupa el “Númber one” del ranking de nuestros directores favoritos.

El Apartamento es una joyita del cine. A simple vista parece una comedia ligera, muy bien trabada y con un argumento original pero, como siempre cuando se trata de este monstruo del cine, no es lo que parece y se aliña con toques de drama y lecciones morales que enriquecen lo que podía haber sido únicamente una buena comedia, hasta convertirla en uno de los clásicos indispensables de la historia del cine.
CC Baxter es un oficinista mediocre y soltero que utiliza su apartamento como camino fácil para un ascenso, prestándolo a sus superiores para sus aventurillas. Esta situación provoca problemas de diversa índole en el pobre Baxter (trabajar horas extras y dormir en el parque cada día demuestran ser hábitos poco saludables), que además está coladito por una ascensorista de la empresa (interpretada por una magnífica Shirley McLaine) que aunque es muy simpática no parece hacerle el menor caso.

Alrededor de la historia de encuentros y desencuentros de estos dos personajes, y con una trama de lo más original, Wilder aborda temas transcendentes como la hipocresía de los directivos, su falta de moral, su menosprecio hacia las mujeres o la incapacidad de ascender por méritos propios en una empresa en que el trabajador es sólo un número. Todo eso acompañado de escenas y diálogos memorables hacen que esta película sea extremadamente recomendable para cualquier momento y en cualquier lugar.

Para mi no es la mejor de Wilder, pero aún así es de visionado indispensable.
Para los que creen que aún hay gente buena con principios por el mundo.

jueves, 21 de abril de 2011

El rey león - Animación desde otro punto de vista

Hakuna Matata…vive y deja vivir
Hakuna Matata…vive y sé feliz

Creo que es innecesario si has leído las dos líneas anteriores a ésta, pero aún así lo diré…La crítica de ésta semana es de probablemente la película más conocida e idolatrada de la factoría Disney: “El rey león”. Un film que ha marcado a toda una generación de jóvenes (¿Quién no pasó por taquilla para verla?) sentando un antes y después para Disney.




“El rey león” es para muchos la mejor película de la historia de animación. No comparto ésta decisión simplemente por motivos personales, pero sin duda debo admitir que sí es una de las mejores que se han hecho. La revolución que generó el pequeño Simba aún se arrastra hasta nuestros días, ya que es común oír cuando se estrena alguna película que se comparan, aunque sean sólo sus cifras en taquilla con las de “El rey león”.

Y es que se lo ganó a pulso con esos personajes entrañables como Pumba y Timón, Rafiki, Nala…secundarios todos ellos, pero importantes para el devenir del film. Con sus canciones pegadizas, alegres, románticas… ¡históricas! Que aún hoy se siguen escuchando. Y por supuesto con una historia que aunque sea dura al principio (la muerte de Mufasa, la huida de Simba…), y algo (por no decir bastante) predecible al final te mantiene pegado a la butaca hasta el último minuto.

Disney raciona sabiamente todos los componentes de la película para conseguir una mezcla estupenda pero sin renunciar a sus típicos moralismos educacionales implícitos en todos sus films y sin dejar de lado tampoco sus tópicos del malo malísimo y del bueno que roza la santidad.

Quisiera hacer una reseña especial al personaje que más me llama la atención de la película… ¿Quién? Skar. Quizá uno de los villanos Disney mas malvados, retorcidos y terroríficos (En mi opinión sólo superado por Maléfica de “La bella durmiente”). Su maldad generada por la inmensa envidia que siente por su hermano lo corroe de tal modo que lo convierte en un ser malvado y dispuesto a cualquier cosa con tal de llegar a conseguir lo que ansía: el trono.

Lo cierto es que Skar me encanta.

Y ya para terminar quiero decir que “El rey león” me parece una película de contrastes: Los hermosos leones con su elevado nivel de vida y las horrendas hienas viviendo malamente; el justo y noble Mufasa y el envidioso y malvado Skar; los hippies Timón y Pumba y las hienas (pobrecitas) vengativas y ambiciosas…y así podría seguir hasta aburriros probablemente…Hay quién dice que además de marcadas diferencias entre algunos aspectos de la película hay mensajes políticos ocultos y demás…francamente, cuando he visto la película no he pensado en politiqueos, simplemente he visto una película de animación protagonizada por animales que se desarrollaba en la sabana africana y de la que he sacado una importante lección: ¡Hakuna Matata!

lunes, 18 de abril de 2011

Malditos Bastardos

Esta semana toca otra de esas películas que hacen que cada vez me fie menos de las críticas especializadas, otra de esas películas que cuanto más nota reciben del resto de los mortales menos me gusta a mí, porque si la primera vez que la vi no me gustó, la segunda vez a sido más de lo mismo.

Y eso que la historia en si no me parece mala, pero no sé si será por las interpretaciones, por el ritmo, o por qué he tenido los días en que la he visto cruzados no me termina de llenar como supuestamente debería hacerlo.

La trama nos lleva a la segunda guerra mundial y nos explica dos historias diferentes que acaban entrelazándose, por un lado la de Shosanna Dreyfus una judía que presencia como soldados alemanes a las órdenes de Hans Landa aniquilan a su familia mientras están escondidos en los bajos fondos de la casa de un campesino. Tras escapar de ese escenario consigue cambiar su identidad y hacerse propietaria del cine en el que discurrirá el desenlace de la película.

Por otro lado está la historia de Aldo Raine, un teniente judío que entrena a un grupo de soldados para llevar a cabo ataques selectivos. El grupo de soldados judíos, los llamados bastardos, con la ayuda de una actriz alemana preparan una misión para hacer caer a todos los líderes del Tercer Reich. Casualmente, la misión que preparan les lleva directamente al cine regentado por Shosanna.

Personalmente, salvo alguna escena concreta que si me gustó algo más, como cuando los están en el bar bastardos haciéndose pasar por soldados alemanes y se encuentran con verdaderos soldados y aquello acaba como acaba, el resto se me hace bastante pesado a la par que larga, que son casi 2 horas y media de película…

Puntuación 4,3
Rudu



Antes de empezar debo confesar mi amor incondicional a Tarantino (desde la perspectiva de no haber visto Death Proof, ni ganas, todo hay que decirlo). Así pues, casi que no queda otra, me ha gustado y no sólo eso, me parece estupenda.

El inicio y presentación del coronel Hans Landa, es inmenso. La tensión se masca en cada minuto y en cada fotograma, porque sabes desde el primer momento que no te gustaría ni de coña tener a ese señor alemán tan simpático tomando un vasito de leche fresca en tu casa. El sabueso teutón roza la excelencia en su trabajo y lo compruebas al instante. Sólo comete un error: dejar escapar a la joven Soshanna, dada la importancia que su venganza tiene en el desarrollo de la película. Y sobre esto debo decir que el encuadre de su huída en el marco de la puerta, con la espalda de Landa añadiéndose en primer plano durante la carrera, me parece increíble.

El enlace posterior de las tres historias es también muy propio de este director y hay algunas escenas que, junto con la primera, crean un estado de tensión que ya querrían algunas pelis de acción. Es cierto que la de la taberna puede resultar excesivamente larga, pero no por eso es menos intensa. Por supuesto, como en cualquier film de Tarantino que se precie, tampoco escatima en sangre y balas, pero es que si no, no sería él. Impagable también la entrada de los bastardos en el teatro, donde no esperaban encontrarse al políglota Landa, sin el cual, por cierto, la película perdería al menos 4 puntos de la valoración.
Las interpretaciones (exceptuando a Brad Pitt, que me da un tanto de grima) son aceptables y, por supuesto, soberbia la de Christoph Waltz, que consiguió un merecidísimo Oscar en la edición de 2009.

Una de las críticas que me he encontrado por ahí es que Tarantino le da patadas a la historia. ¿Y que? Esto es cine, no un documental de la 2ª Guerra Mundial. Lo único que sí me ha fallado a nivel contextual, quizá por no verla en VO, ha sido todo el asunto de las lenguas y los acentos, porque he encontrado que en la versión doblada estaba muy mal resuelto. Me queda la duda de si en la versión original este tema es igual de lamentable, cuestión que también le restaría puntos.
En resumen, un buen ejercicio de imaginación histórica que a mi no se me hizo larga, quizá por cometer el sacrilegio de verla a trozos.

Puntuación: 8,1
Reichel

domingo, 17 de abril de 2011

Los Ojos de Julia - Critica Express


Hoy me dispongo a desgranar una película del 2010, de Guillem Morales y protagonizada por Belén Rueda y que cuenta con las actuaciones de, entre otros, Lluís Omar y Julia Gutiérrez Caba, aunque personalmente y pese a no conocerlo anteriormente destacaría la actuación de Pablo Derqui,  con su papel de hombre sombra perturbado, el cual creo que clava.


La cinta comienza con una escena en la que la hermana gemela de Julia acaba muerta en extrañas circunstancias pese a que todo hace indicar que se suicidó. Julia, una mujer con una enfermedad que provoca la pérdida progresiva de visión al igual que su hermana, en el momento de la muerte siente que  algo raro le ha sucedido a su hermana y decide junto ir a su casa con su marido para comprobar que todo ha ido correctamente pese a que hacía 6 meses que no tenían contacto.

A partir de ese momento se verá envuelta en una persecución de una sombra, un hombre que no puede ser visto, del que nadie se acuerda y del que nadie ha oído hablar ni ha visto para que le diera explicaciones sobre la muerte de su hermana, pero esa persecución no le traerá más que problemas y sobretodo mucha tensión.

Personalmente me pareció una buena película, sobretodo el papel del “hombre sombra”, por denominarlo de algún modo, que consigue que estés a la expectativa de que va a pasar durante todo momento, quizás el desenlace no sea del todo bueno, pero aún así no desmerece para nada el resto de la película. Para mí, bastante recomendable, si tuviera que puntuarla rondaría el 7

jueves, 14 de abril de 2011

Wall-E - Animación desde otro punto de vista

Eve…
Wall-E…


Esta semana vuelvo a la carga con otra película Pixar, supongo que ya sabéis que se trata de Wall-E…Una magnífica película que vuelve a dejar claro que la animación no es una cosa de niños, y que para apreciarla da lo mismo pasar o no de los once años.



Si tengo que calificar la película Wall-E con una palabra me decantaría por: Sorpresa. Y es que para mí esa es la sensación más importante que siento después de ver la película. Sorpresa porque una vez más Pixar vuelve a llegarnos a la fibra sensible. Sorpresa porque durante el film te olvidas de que los protagonistas son robots, ya que descubres que son mucho mas humanos que algunos de los que presumimos ser de la especie. Sorpresa porque nunca esperé encontrarme con una película muda en pleno siglo XXI. Sorpresa por la conexión tan perfecta que se hace durante la película de las distintas tramas de la misma…

Y es que Wall-E nos traslada a un futuro desolador, en el que la tierra no es más que un vertedero poblado por un solitario robot de limpieza, cuya misión es liberar el planeta de toda la mierda que los humanos han generado para volver a él algún dia. Aún con este panorama el pequeño Wall-E consigue sacarnos una sonrisa con sus torpezas o su Síndrome de Diógenes (porque anda que no tiene recogidas cosas en su casa…) porque a pesar de ser un robot es mas humano y mas cercano que algunos actores que hay por ahí…Pero todo en la rutinaria vida de Wall-E cambia el día que Eve aparece en el planeta en busca de algún resto de vida…

Si bien el pilar fundamental de la película es la historia de amor entre Wall-E y EVE no es para nada es lo más importante. A la vez que nos narran sus devaneos amorosos se hace una mordaz crítica al ser humano por su capacidad destructiva y su falta de remordimientos (Sí, es otro canto a la naturaleza como “La princesa Mononoke”) a la vez que nos dan un toque de atención con el típico tono Disney al final de la película, en la que al final los hombres reaccionan un poco y tratan de corregir sus errores y espabilar…

Una explosiva mezcla entre una animación logradísima (por no decir perfecta), una banda sonora que acompaña la historia en todo momento, y la trama, dulce, pero no empalagosa, hacen de esta película una delicia digna de ver.

Sólo me quedan dos cosas por decir a cerca de Wall-E: La primera, que si no la has visto ya sabes lo que tienes que hacer porque te pierdes una obra maestra. La segunda: Este post se lo dedico a SLY.

miércoles, 13 de abril de 2011

Beowulf - Critica Express

Me dispongo a comentar de manera rápida Beowulf, una película de animación (aunque en algunos ratos la animación esta tan bien hecha que no lo parece) del 2007 que es una adaptación del poema épico anglosajón con el mismo nombre.


 Lo más destacable, sin duda de la película son la gran maestría con la que esta hecha, tanto que durante los primeros minutos de la cinta y más sin saber que se trataba de una película de animación dudaba sobre si las imagenes y personajes eran reales y de carne y hueso o hechas por ordenador, como resulta que son, pero aún despues de saberlo durante muchas partes de la misma sigue confundiendose debido a la buena factura.
Tampoco ayuda a disipar esa duda que los personajes virtuales sean caracterizados (y de que manera) a partir de actores reales y bastante conocidos, de manera que mientras la ves estas viendo a John Malkovich, Angelina Jolie o Anthony Hopkins creados por ordenador pero que parecen totalmente reales.

Si nos paramos a desengranar la trama (AVISO QUE CONTIENE SPOILERS) no tiene nada de espectacular, pero almenos se hace entretenida pudiendo diferenciar en ella 2 partes, una la de Beowulf joven, en busca de la gloria y en la que se enfrenta al demonio Grendel que esta atormentando al pueblo del rey Hrothgar, tras enfrentarse a él y matarlo, su madre entra en ira y toma represalias contra el pueblo, para evitar más muertes Beowulf va a enfrentarse con ella, pero en lugar de matarla hace un trato con ella, convirtiendose de ese modo en el sucesor de Hrothgar.

La segunda parte de la trama, nos muestra a Beowulf ya anciano, el cual tras romperse el trato que hizo con la madre de Grendel se ve obligado a volver a luchar para salvar a su pueblo, esta vez contra un dragón, al que para vencerlo utilizará la tecnica que utilizo Hrothgar para conseguir la misma hazaña y que un dia le contó.

En definitiva una película pasable que es digna de ver sobretodo por su magnifico trabajo técnico. 

lunes, 11 de abril de 2011

The Figther

No confundir con “The Wrestler”

Como ya sabéis, después de ver “El discurso del Rey” me quedó pendiente ver “The fighter”, sobretodo para comprobar si realmente los Oscars de este año son merecidos o la Academia ha perdido definitivamente la chaveta y la credibilidad, cuestión que abordaremos más adelante, primero vamos a la película.

Estaba convencida de que sería el enésimo Rocky y en ése sentido no me equivoqué, ya que tanto la carrera como la historia de Micky tienen muchas similitudes con él: chico de barrio, de familia con pocos recursos que con tesón y esfuerzo (SPOILER) llega a ser campeón del mundo(FIN DE SPOILER), pero hay un punto que la hace diferente: la historia de Micky gira en torno a la de Dicky, su hermano mayor, estrella fugaz del mundo del ring que es, a la sazón, su entrenador y del que la HBO está preparando un documental (y no precisamente de su brillante carrera, como él piensa). Dicky es un yonki que perdió su oportunidad de ser alguien por culpa de las drogas, pero aún así sin duda es él la estrella de la familia, los triunfos de Micky lo son única y exclusivamente porque él está a su lado y nadie valora lo que hace porque no es mérito suyo, si no de su hermano. La cosa cambia cuando animado por su nueva novia decide prescindir de los servicios de su hermano y de su madre (como entrenador y manager respectivamente), puesto que están haciendo un flaco favor a su carrera. Esto genera una debacle familiar sin precedentes que finalmente se resuelve de forma favorable para todos, gracias a un regenerado Dicky que actúa de engranaje entre los dos bandos.

Sin duda alguna la gran baza de esta película es Christian Bale. Está simplemente descomunal y se come al resto del reparto sin dificultad. Es un yonki ideal y no sólo de aspecto. Sus gestos, su expresión (esos ojos tan abiertos, a punto de salirse de las órbitas), su manera de hablar, hacen que su personaje sea absolutamente creíble, pero no sólo eso. Aunque es un pinta insufrible, su modo de ser nos lo hace simpático y el encanto del pobre Dicky que tiene encandilada a su familia y al barrio entero, traspasa la pantalla hasta llegar directamente al salón de tu casa. Es él el protagonista de la película y no su hermano, porque aunque parezca lo contrario todo gira a su alrededor. Así pues, lo siento por Rush, pero en esta ocasión gana de calle Bale (ya le estoy preparando un post para él solito), que se está convirtiendo en un experto en hacer el acordeón (comparad si no el peso de Bruce Wayne con el de este pobre hombre…).

Con Melissa Leo tengo alguna duda. He de decir que está perfecta en su papel de madre absorbente (que más que eso a ratos te parece una egoísta aprovechada, que lo único que quiere es controlar la carrera de su hijo para sacar tajada), pero en este caso prefiero a Helena Bonham Carter. Quizá no esté mejor que Leo en el Discurso del Rey, pero creo que la Academia se habría marcado un detalle dándole el Oscar y reconociendo así, por fin, su trayectoria.

Resumiendo, un film más que recomendable, muy entretenido y con una interpretación de auténtico lujo.

Nota: 7,4
Reichel



“Con una familia como esa, solo puedes triunfar en el boxeo”


Para empezar, ese seria el resumen en 10 palabras de la película, por que si por algo se caracteriza la película es por mostrar una família de lo más peculiar que centra su vida en que los hijos varones de la matriarca se dediquen profesionalmente al boxeo para que el resto de la familía tengan unos ingresos con los que vivir.

Y digo que la família es peculiar no porque cada uno de los miembros tenga algo distintivo que la haga ser peculiar, si no porque ella, en conjunto lo és, actuan como uno solo y la família solo mira por el bien de cada uno de sus miembros, aunque realmente a no lo parezca. Y si nos paramos a pensar friamente, si que miran por el bien de la família, aunque para ello haya que fastidiar a uno de sus miembros, pero claro fastidiando a ese, salen ganando todos los demas, así que compensa…

Dejando a un lado la família,si es que es posible, la vida trata sobre la vida de dos hermanos boxeadores Micky Guard y Dicky Ekulnd.

Dicky fue el pionero de la família y se convirtio en heroe de su ciudad debido a un combate que le gano al por entonces numero uno del cuadrilatero, aunque aquella victoria se convirtio en derrota y el éxito le animo a vivir un tanto complicada (por decirlo de manera eufemistica) , para resarcirse, aunque sin dejar la mala vida intentara volver a la cima entrenando a su hermano, pese a que sus estilos tanto de vida como de boxeo no sean muy parecidos (como tampoco lo son los apellidos).

Por su parte Micky empieza a hacer sus pinitos en el boxeo, entrenado por su hermano y representado por su madre, pero despues de un desigual combate decide cambiar de representante y de entrenador (con lo que ello conlleva en una familia como la suya) , cosa que lo llevará a los más alto aunque no sin la ayuda de su familia.

Antes de terminar tengo que resaltar el detalle sobre la novia de Micky, porque pese a que pueda parecer lo contrario, a mi por alguna escena en concreto me parecio que se iba a transforamar en la Matriarca de la familia pero en version 2.0.
En definitiva, buena película con buenas interpretaciones de los dos “machotes”, muy recomendable de ser vista.

Puntuación 7,2
Rudu

sábado, 9 de abril de 2011

MEME! Escenas para recordar

Hola!
Este juego se lo propuso Javi, de Cinódromo, a mi querido hermano Rudu, pero entre los dos hemos decidido que jugaré yo (espero que no te importe Javi!). Consiste en rellenar las categorías de las escenas de abajo con las que consideréis que encajan mejor. Cuesta un poco al principio, pero al final te vas animando y pondrías seis o siete en cada una.
Parte del juego consiste en nombrar otros cinco blogueros para que ellos también jueguen en su blog y nos digan cuales son sus escenas favoritas.

Yo nombro a:
1.David, de Lost highway blog
2.Isabel, de Pelicuario
3.Frago, del Diario de Frank
4.Ricard, de Clàssics del Cinema
5.@ngel, de Ángel… el octavo cinéfilo

Juguemos, pues!!
Escena más graciosa: El baile de Abigail Bresling en “Pequeña Miss Sunshine” con la coreografía que le enseñó su grandísimo abuelo.

Escena mas triste: El final de “Bailar en la Oscuridad”. No es una única escena, pero no se me ocurre nada más triste.

Escena mas alegre: El festival infantil del final de "Love Actually", con asistencia del presidente incluída.

Escena agridulce: La escena de la boda en “El hijo de la novia”, preciosa , pero triste a la vez.

Escena mas rara: Alvin comiendo ciervo a la brasa rodeado de ciervos, valga la redundancia, en “Una historia verdadera (The Straight Story)”.

Escena mas perturbadora: La escena de la piscina en “Déjame entrar (Let the right one in”).

Escena con mas suspense: La del rescate en “Buried” (aunque podría decir que los 93 minutos de Buried, que casi me quedo sin uñas…)

Escena mas aterradora: Jack Nicholson rompiendo la puerta a hachazos para llegar hasta su mujer, y no precisamente con la intención de darle un beso, en “El resplandor

Escena mas romantica: La escena de “Dracula de Bram Stoker” en que Dracula convierte a Mina. Porque no hay amor que supere al amor eterno.

Mejor dialogo: Porque me lo se de memoria, porque no se me olvidará en la vida y porque soy muy friki de lo mío, el diálogo de la escena en que Drácula convierte a Mina (esta la tenía que repetir), en el “Drácula de Bram Stoker”. "Entonces apártame de toda esta muerte…"

Mejor escena sin dialogos: La declaración de amor con cartulinas de “Love Actually”.

Mejor escena de pelea: Pues no se me ocurre ninguna...Pero citaría alguna del “Club de lucha”, seguro.

Mejor escena musical: La del barco llegando a Londres en “Swenney Todd”. There’s no place like London..

Mejor escena con baile: El baile del cisne negro en “Black Swan”o el baile de Uma Thurman y John Travolta en “Pulp Fiction

Mejor discurso: Chaplin en el final del “Gran Dictador” o el Ezequiel 25:17 de "Pulp Fiction", aunque no es propiamente un discurso. You will know that my name is the lord when I lay my vengeance upon thee.

Mejor comienzo: Esta es difícil… Pero creo que me quedo con “Trainspotting”. Elige la tele grande que te cagas…

Mejor muerte: Don Corleone en su huerto, como un señor, en “El Padrino” o la de Kevin Spacey en “Seven

Mejor Climax: “Black Swan” de Aronofsky. Diez últimos minutos de auténtico y verdadero clímax.

Mejor final: “Hierro 3”, “Seven” o “El crepúsculo de los dioses

La escena que jamas debio haber sido filmada: Se me ocurren muchas. Cualquiera en la que salga Jean Claude Van Damme.

La mejor escena de la historia: La escena en que Luke Skywalker descubre quién es su padre. Darth Vader en estado puro (ésta es un guiño a los frikis del Blog, entre ellos Sergio!) ;P

jueves, 7 de abril de 2011

La princesa Mononoke - Animación desde otro punto de vista

Ambición o Ecología… ¿Tú qué decides?

Después del buen sabor de boca que me dejó “Mi vecino Totoro” me he decantado por otra de Miyazaki para continuar con la Animación desde otro punto de vista. Es esta ocasión cambiamos de Espíritu del Bosque, y sustituimos al enorme y rechoncho Totoro por el Caminante nocturno, que si bien también es enorme, no es rechoncho…




Si por algo se caracteriza “La princesa Mononoke” es por ser un canto a la naturaleza. Su mensaje ecologista y de protección del planeta se palpa en cada segundo de la película, siendo imposible no reflexionar, al menos por un momento, en lo que le estamos haciendo al planeta. Y si bien el eje central es la naturaleza, ésta está íntimamente relacionada con la ambición humana. Una ambición capaz de cegar al ser humano hasta convertirlo en algo peor que un monstruo o una bestia, que le lleva a destrozar a la madre tierra o a destruir al Espíritu del bosque con tal de poder medrar.

¿Y cómo combina Miyazaki naturaleza y ambición en una sola película? La respuesta es simple: Narrándonos las aventuras del joven Ashitaka. Un joven, príncipe de una pequeña tribu, que resulta maldito tras el enfrentamiento con un demonio. En un intento de encontrar solución a la maldición emprende un viaje en busca de respuestas y de conocimiento, que le lleva a encontrarse con un mundo corrompido por la ambición perfectamente representado por “La cuidad del Hierro” que se enfrenta a la naturaleza, fieramente defendida por tribus animales y “La princesa Mononoke”.

Sublime película de aventuras que no se limita a peleas, huidas y saltos, sino que va mucho mas allá, transformándose en un film con personalidad y un claro mensaje, y casi diría yo, en una película épica, en la que la fantasía y la magia están tan presentes que pasan a ser personajes imprescindibles para la narración, igual que ese toque de romanticismo, tan sutil, tan leve, pero a la vez tan importante. Además es una película perfecta en cuanto a animación, con unos paisajes de una complejidad y una belleza increíbles acompañados de una banda sonora a la altura.

En conclusión: “La princesa Mononoke” es una película que hay que ver, porque es un film de aventuras, de amor, de respeto, de magia, de tradición, de enseñanza, de fidelidad…y de nostalgia ¿o es que el alce Yakul no os ha recordado al zorro Swift de “David el Gnomo”?

En fin, que a partir de ahora buscaré Kodamas cada vez que esté en medio de la naturaleza…

martes, 5 de abril de 2011

Héroes de papel – Daredevil

Las adaptaciones a la gran pantalla de personajes de cómic han vivido un auténtico boom en los últimos años, coincidiendo –aproximadamente– con el cambio de siglo. Diversas son las razones que explicarían este hecho pero, entre ellas, se puede destacar por un lado la crisis de ideas que caracteriza hoy a la industria de Hollywood, especialmente en lo que se refiere al cine que podríamos considerar de acción, aventuras o ciencia ficción y, por otro lado, la eclosión de la era digital y su generalización en el campo de los efectos especiales, que ha hecho posible lo que hasta ese momento se hacía muy difícil: representar, de forma mínimamente creíble, los poderes de muchos de los personajes. Finalmente, otro elemento que ha contribuido ha sido que finalmente los héroes Marvel despertaron el interés de las grandes productoras, de manera que los proyectos sobre personajes de la franquicia (Spiderman, X-men, 4F, The Punisher, Hulk…) empezaron a proliferar, uniéndose a los ya habituales de la otra gran compañía de comic book americano, la DC cómics, con buques insignia como Batman o Superman.

Lamentablemente, como siempre en todo, cantidad no significa necesariamente calidad, y entre la multitud de películas basadas en personajes de comic que se han hecho en los últimos años, al margen de algunas pocas perlas, nos encontramos en la gran mayoría de los casos con películas de una calidad más que discutible. Y no solo des del punto de vista de la mayor o menor fidelidad respecto al original, sino teniendo en cuenta, sencillamente, su calidad como películas.

Una de las primeras películas en estrenarse, dentro de esta nueva ola, fue Daredevil. También conocido como el hombre sin miedo, es uno de los personajes más populares de la Marvel, considerado en buena parte como “de culto”, ya que ha protagonizado algunas de las historias más memorables del género de superhéroes, muchas de ellas con guión de Frank Miller (autor también de otros cómics adaptados al cine como Sin City o 300), con sagas como "Born Again", “Daredevil: Love and War” y Elektra: Assassin, buena parte de ellas relacionadas con el ambivalente personaje de Elektra (una asesina ninja).


La película, en este sentido, narra las andanzas de Matt Murdock, el alter ego de Daredevil, un abogado que quedó ciego por culpa de un accidente relacionado con residuos radioctivos, pero que tiene los demás sentidos hiperdesarrollados, incluido un sexto sentido que le funciona a modo de radar, así como su encuentro con Elektra, de la que se enamora, con Kinping, el capo de la mafia de Nueva York, responsable de la muerte del padre de Murdock, y con Bullseye, asesino a sueldo de Kingping, que se caracteriza por su puntería con todo tipo de armas arrojadizas.

Tengo que decir que pese a que no se trata de una gran película, quizás por ser una de las primeras que se hicieron, en su momento no me desagradó del todo. Quizás pudo más en mí, en este sentido, la ilusión de ver una película sobre personajes del cómic, y como estos cobraban vida en la gran pantalla. Una ilusión que después, a medida que he ido viendo más películas de este tipo se ha ido tornando en hastío, al ver lo malas que llegaban a ser algunas de ellas. Quizás la película no me disgustó también porque, lo tengo que reconocer, no soy un lector habitual de Daredevil, y aunque conozco al personaje, y he leído algunas de sus aventuras, no conozco la trayectoria del personaje con excesivo detalle.

Como elemento más destacable de la película me quedaría con su ambientación, que respeta el tono oscuro que ha caracterizado al personaje, y en la que se refleja buena parte de la iconografía de la etapa más aclamada de Miller, en la que abunda la simbología propia de la religión católica.

Lo peor sería sin duda la adaptación de los personajes y cómo los actores se desempeñan en ellos. Ben Affleck no convence en ningún momento, ni como Matt Murdock ni como Daredevil. Jennifer Garner, una chica la verdad que muy guapa, pero que tampoco da el pego como Elektra (ni siquiera va de rojo, cosa que sí hizo después en el spin off del personaje que se rodó). Llamadme sentimental, pero como Elektra yo siempre me quedaré con Luz Casal, que en algunas de sus actuaciones en televisión havia aparecido caracterizada como el personaje. Respecto a Kingping (Michael Clarke Duncan) baste decir que el Kingping de los cómics no es negro! Y ni tan siquiera Colin Farell, un actor que suele caracterizarse por sus buenas actuaciones, tampoco llega a lucirse demasiado en esta película, con el papel que le dan.


No falta, eso sí, el habitual cameo en este tipo de películas de Stan Lee, el autor de la mayoría de los personajes clásicos de Marvel, esta vez interpretando a un despistado señor que se dirige a cruzar la calle leyendo el periódico y que es salvado por un jovencito Mathew Murdock. También he leído que hay un cameo de Frank Miller pero no lo he sabido ver.

Quizás, a modo de colofón, lo que más define mis sensaciones respecto a la película sea el hecho de que, pese a que en su momento la cinta no me disgustó, la verdad es que no ha pasado, en mi caso, la prueba del tiempo, de manera que tengo que reconocer que a la hora de escribir esta crítica no recordaba demasiados detalles de ella, teniéndola que revisionar. Quizás lo que más ha quedado de la película, en este sentido, ha sido la banda sonora, especialmente la canción de Evanescence, “Bring me to life”. Como se suele decir, cuando lo que más te ha quedado de una película es la banda sonora, señal que la película no te ha gustado demasiado.