lunes, 4 de abril de 2011

Personajes inolvidables - Elin en Fucking Amal

"¿Cómo que consigo lo que quiero? ¿Qué sabes tú de eso? ¡¿Qué cojones sabes tú?!" Elin en Fucking Amal

En 1998, un sueco desconocido para la gran mayoría de habitantes de este planeta llamado Lukas Moodysson, consiguió, con un presupuesto irrisorio, crear la película que tenía en mente desde hacía algún tiempo. En ella, se nos presenta a Agnes, una chica que acaba de cumplir 16 años y, por todo regalo, quiere que Elin, una compañera de su instituto a la que saca dos años, se enamore de ella. No parece cosa fácil teniendo en cuenta que Elin es algo así como la putita oficial del instituto. Y menos todavía, siendo mujer. Y aún parece más difícil si vives en el jodido Amal. Con Fucking Amal, Moodysson consiguió que una película independiente, con presupuesto irrisorio, con temática adolescente, lésbica y, encima, sueca, se conviritiera en un éxito de crítica y con el paso de los años, incluso de público. Y, además, nos regaló un personaje tan sumamente curioso como Elin.

Elin tiene 14 años, viene con su hermana mayor y su madre. Su padre se perdió un día que fue a buscar tabaco y no volvió. Vive en un pueblo que odia, al que llegan todas las modas tarde y dentro de ella sabe que un día será una gran estrella y que todo su pueblo dirá "Oh, yo la vi crecer y ahora es alguien importante. Que suerte tuve". Es popular, tiene un grupo de amigas en el que ella es la que dicta las reglas y, sin embargo... Parece que todo le da igual. Es apática. Es una adolescente en el sitio equivocado con la gente equivocado. Hasta que un buen día aparece Agnes y Elin empieza a plantearse muchas cosas. Empieza a darse cuenta de que quizás estaba equivocada, que quizás hay otra manera más intensa y menos dañina de vivir la vida. Aunque quizás sea una vía más difícil.
Pero a Elin los caminos difíciles no le dan miedo. La pueden amedrentar al principio, pero ella es capaz de vencer al miedo, salir de un baño y dictar un epitafio tan inmenso a su antigua vida como "Apartaos por favor, nos vamos a follar". Es por eso que creo que Elin se merecía un homenaje, por todos los valientes.

P.D.: Incursión totalmente ilícita en el blog. Que mis familiares me perdonen :P

5 comentarios:

Rudu dijo...

Epa!!! Bueno, tu como el sofrito, trabajo que te quito.
Cuando gustes puedes hacer otra incursión aérea de estas, nosotros te dejamos jejeje.

Javi dijo...

Muy buen comentario, Nina. A mí también me parece una buena peli. Es independiente, sencilla y bien contada; además, trata el lesbianismo con naturalidad, a veces yo creo que demasiada naturalidad, y la relación entre las adolescentes enamoradas, más bien una de la otra que la otra(a la que tú llamas putita del instituto) de la primera ;) , y el resto de la gente, padres y compañeras de instituto, está interesante.

Nina dijo...

Javi, solo aclarar que lo de "Putita de instituto" no es que ella lo sea, es la imagen que la gente ha creado de ella (si te fijas la conversación que tiene con su hermana, en la que la hermana le comenta que su novio iba escampando por el instituto que Elin se había tirado todo lo que se movía cuando la pobre mujer era virgen). Gracias por el comentario!

PD: Pido encarecidamente que Rudu vea "Never say never". Ha cambio me comprometo a ver Kitty Galore.

Javi dijo...

Nina no te lo tomé mal ni mucho menos. A lo mejor lo expresé de manera que podía llevar a equívoco, pero no era mi intención, en serio. Gracias por contestarme, Nina. Hasta pronto ;-)

Reichel dijo...

Toma!
Nina, me has venido al pelo, porque ya no me daba tiempo de hacer la crítica para hoy.
Legalízate y así no tendrás que hacer más incursiones clandestinas ;P
Get back, get back, get back to where you once belong...