viernes, 11 de marzo de 2011

Revisitando clásicos- Dersu Uzala (El Cazador)



Como tengo un ánimo inasequible al desaliento, aquí estoy otra vez con la sección con menos audiencia de este blog. Me siento como La 2: soy para minorías, pero molo y sobrevivo.
Esta semana toca un clásico que tampoco lo es tanto por su edad (es del 75), como por su factura y su trascendencia en el mundo cinéfilo en general. Dersu Uzala (el cazador), es una coproducción ruso-japonesa (extraña mezcla, sí señor), dirigida por el celebérrimo Akira Kurosawa, que a priori parece ser un poco tostón, pero que me pareció de lo más educativa y trascendente.
Dersu es un viejo cazador de la taiga rusa (con muchos inviernos, como dice él) que habla de sí mismo en tercera persona y que un buen día se encuentra con un destacamento del ejército que se mueve por su terreno con objeto de cartografiar la zona. El capitán de la compañía, después de compartir una cena con él, le ofrece que sea su guía, dado su conocimiento del terreno, dando pie así al inicio de una sólida amistad entre ellos. En años posteriores el capitán volverá en expedición a otra zona de la taiga, donde volverá a encontrar a Dersu que los acompañará de nuevo en su andadura.
A través de Dersu conocemos la importancia del respeto a la naturaleza, su fuerza, su peligro y su belleza. Para él todo es “gente”, todo está animado y todo tiene su importancia, pero conoce bien el valor de las cosas que realmente importan, dándole valor sólo a aquello que necesita. En un momento los soldados le preguntan si sabe lo que es el Sol, a lo que él contesta: “Por supuesto, el sol es nuestro padre. Es gente muy importante, si él muere, todos morimos”. Ellos se ríen, pero al final todos acaban queriendo y respetando a Dersu, por su sabiduría y por su bondad.
La parte final resulta también muy instructiva,  y nos muestra a un anciano derrotado por los años que se siente inútil y desubicado fuera de su entorno, teniéndose que someter a unas reglas que no entiende y que le parecen estúpidas. La corona un final poético y amable que redondea una película muy recomendable.
Para ecologistas convencidos e idealistas irreductibles.

4 comentarios:

Javi dijo...

Qué bonito y acertado comentario, Reichel! Sí, esta es una gran peli del maestro Kurosawa. Una delicia su visionado. La naturaleza es impredecible y hay que estar en armonía con ella. Dersu la respeta y la conoce todo lo que le es posible, y eso lo ayudará no sólo a él sino a su amigo militar. También habla de la amistad, un bonito y positivo mensaje da de esto. Un saludo y hasta pronto, Reichel.

@ngel dijo...

Una de las grandes de Kurosawa. Este director se adelanto a su época realizando obras maestras en muchos casos ,un director referencia del cine de calidad ,saludos!

Scotty dijo...

Junto con Ran, lo mejor de Kurosawa de su segunda etapa. Un Oscar más a la mejor película extranjera.

Te espero por mi blog y ojalá te guste.

Nos leemos...

Reichel dijo...

Ay! Qué ilusión! Yo creo que es la primera vez que tengo tres comentarios en un clásico (que no sean de mi querido hermano acusándome de bajar la audiencia).
Gracias a los tres!