lunes, 14 de marzo de 2011

Amores Perros

Esta semana me han hecho criticar Amores Perros, película de la cual había oído pero que no tenía ni idea de cuál era su argumento, aunque la verdad, ya de inicio no acogía muchas esperanzas de que me fuera a gustar, pero he de decir que pese a no parecerme una obra maestra sí que me pareció una buena película, en gran parte porqué de las tres historias que cuenta, la primera me pareció más que buena.

Como ya he dejado caer la anterior frase, Amores Perros es una película coral (he descubierto hace poco que este tipo de películas son denominadas así) con tres historias diferentes que se entrecruzan únicamente en un punto, en el accidente que sufren Valeria y Octavio y en el que se encuentra casualmente cerca “El chivo”.

La primera trama nos cuenta la historia de Octavio, un chico que vive con su madre, su hermano y su cuñada y que encuentra una fuente de ingresos en el perro del que él se hace cargo, pese a que el verdadero dueño es su hermano, mediante las peleas ilegales.   De este hilo de la historia la verdad que me gustó todo, los personajes me parece que lo hacen perfectamente y sobretodo la historia tiene un punto de tensión y de acción que le faltan a las otras (sobre todo a la de Valeria) que hacen que la película a mi gusto suba de categoría.

El segundo hilo nos cuenta la historia de Daniel, un padre de familia que deja a su esposa por emprender una nueva vida con Valería, una modelo que ve rota su prometedora carrera profesional por el accidente de tráfico anteriormente mencionado, a partir de ese hecho se verá como se deteriora rápidamente la fugaz relación entre Daniel y Valeria.

La tercera historia es la de el Chivo, un vagabundo que vive rodeado de perros y que además es un asesino a sueldo, el cual mucho tiempo atrás dejó a su familia para poder tener una vida mejor, pero que se arrepiente del hecho durante toda la historia.

En definitiva,  una buena película, quizás un poco larga para mí gusto y de la que me sobraría sobretodo el hilo de Daniel y Valeria. Si toda la película me hubiera despertado el mismo interés que la historia de Octavio, posiblemente me hubiera parecido una obra maestra.

Puntuación 6,5
Rudu


Porque, efectivamente, la vida es muy perra.

Este es el primer trabajo de González Iñárritu y el que marca la estructura que será una constante en el cine de este autor, basada en un hilo argumental “desestructurado” y formada por un trío de historias entrelazadas por un hecho trágico.
En este caso será un accidente de tráfico lo que unirá por un momento los destinos de los tres protagonistas, sin que éstos establezcan entre ellos, en ningún momento, algún tipo de relación. Octavio es el que provoca el accidente, un chico de barrio, enamorado de su cuñada, de de forma casual mete a su perro en el circuito de las peleas y ahorra el dinero para poder escapar con la mujer de su hermano. Su coche colisiona con el de Valeria, una joven modelo que acaba de empezar una nueva vida y cuya carrera se ve truncada a partir de este momento. 

En el momento y el lugar del choque se encuentra también el Chivo, un “homeless” rodeado de perros, que intentaba perpetrar un asesinato y que en vez de eso corre a socorrer a las víctimas, encontrando entonces al perro moribundo de Octavio, del que se hará cargo y al cual intentará salvar la vida. Los perros son fundamentales en la trama y a través de ellos se tejerá la historia que unirá a los tres personajes.  

La estructura argumental no se puede calificar de original (Tarantino lo hizo antes), pero es un elemento esencial para entrelazar la trama, cosa que está hecha de forma magistral. Las tres historias muestran lo frágil que es el mundo en el que vivimos y lo fácilmente que puede cambiar el destino, por culpa de una decisión equivocada, o de una simple casualidad. 
Un apunte, en esta película se sufre más por los perros que por las personas. Las escenas de las peleas son durísimas y a mí personalmente, me dio más pena el pobre Richi que su dueña, por muy mal que lo pase la pobre chica.  

No creo que sea la mejor de González Iñárritu, pero que creo que es muy recomendable.

Nota: 7,2
Reichel

1 comentario:

David Amorós dijo...

Creo que "Amores perros" es una gran película, una gran carta de presentación de Alejandro González Iñárritu, que luego se mejora a sí mismo en 21 gramos y Babel. Una película, recordemos, mexicana, con más imaginación y fuerza que presupuesto, que marcó el inicio de uno de los directores más importantes y polémicos de los últimos años. Gracias por recordarnosla. Un saludo.