jueves, 16 de junio de 2011

Código Fuente - Crítica Express

Otra semana más os dejo una ligera, para no empacharse, crítica express de la enésima película del genero “Thriller/acción” (la verdad que me cuesta distinguir entre esos géneros) además aderezado con un poquito de ciencia-ficción, vamos mis preferidas. Hoy toca “Código Fuente” dirigida por Duncan Jones (también director de la anteriormente criticada aquí, Moon), protagonizada por Jake Gyllenhaal (“Brokeback Mountain”,”Brothers”)y Michelle Monaghan (“Adiós Pequeña, Adiós”, “Constantine”) y de la cual, al ser muy de mi estilo, me habían llegado muy buenas referencias con lo cual ya tenía ganas de hincarle el diente.



El film empieza con el capitán Colter Stevens (Gyllenhaal) despertando en un vagon de un tren y sentado frente a una chica a la que no conoce, pero la cual le reconoce a él aunque no con su identidad, si no con la de otra persona en la cual se refleja pese a no ser su verdadero aspecto. Durante los primeros ocho minutos se encontrará desubicado hasta que el tren en el que viaja es destruido por un atentado terrorista. En ese momento el capitán Colter despierta en un cubículo de lo que parecía ser un sueño y allí se da cuenta de que no lo ha sido, si no que él forma parte de un programa experimental del gobierno para investigar el primero de una posible serie de atentados terroristas y que su misión es despertar una y otra vez dentro del tren que sufre el atentado, viviendo siempre los mismos 8 minutos, aunque la experiencia cambie dependiendo de sus acciones, para intentar averiguar en primera instancia el tipo de explosivos y en segunda instancia quien es el culpable.

A partir del momento en que se da cuenta de donde esta (o donde le parece que está) hasta que descubra la verdad pasará por momentos de casi rebeldía, establecer (o restablecer) relaciones personales e incluso intentar salvar a algunas de las personas del tren hasta que logra entender que no importa lo que haga allí ya que es una realidad que solo dura 8 minutos.

Personalmente me esperaba más de la película, después de que me la habían vendido como más que buena, para mí se queda en poco menos que interesante, porque sí, como todas las películas del género, entretiene, pero sin muchos aspavientos, no es de esos Thrillers que te mantienen pegado al asiento o que te mantienen en vilo, y la acción pues la justita y si nos paramos a analizar lo que podría ser el punto diferencial en la película tampoco es que me aporte nada nuevo ni espectacular, la idea está bien, eso de poder entrar a los últimos ocho minutos de los recuerdos de un cerebro humano y a partir de un programa informático poder actuar en ellos, pero en la práctica la idea queda bastante sosaina, sin mucha chicha.

En definitiva que si os gustan este tipo de película y tenéis tiempo de sobra os entretendrá la hora y media que dura, pero no esperéis mucho más porque esta no es de las películas que te lo pueden ofrecer.

2 comentarios:

BeaClane dijo...

Yo también había leído que la película era fantástica, pero luego empecé a leer críticas por Blogs que no eran tan buenas, afirmaban lo que tú, que no era mala pero que tampoco te dejaba impactado. Confio demasiado en Duncan Jones, sé que la película no me disgustará pero no iré con las expectativas muy altas.

¡Gran crítica! Un saludo ;D.

Javi dijo...

Me pareció una película entretenida y bien hecha. Se nota que aquí hay dinero y que eso le resta encanto y frescura, pero Duncan Jones es un tío que merece la pena, Moon demuestra lo que vale y todo lo bueno que puede llegar a hacer. Un saludo, Rudu.