lunes, 13 de junio de 2011

Caspa con encanto - Titanic 2


¡Nueva sección en el blog! Después del tiempo que llevamos con él, me ha parecido imperdonable que no esto no tuviera una sección para honrar esos esperpentos que, por una cosa o por otra, acabas viendo sin remedio, y que, a pesar de todo, algo bueno te han dado. Así que, hoy, estrenamos sección con la genial Titanic 2. Antes de empezar, quiero decir que en esta sección no se va a escatimar en spoilers porque... bueno, creo que todos entendéis porqué y que intentaremos que, ya que hemos visto estas películas, que menos que hacéroslo pasar bien con las reviews de las mismas, así que no escatimaremos en humor (que sea bueno o no, eso ya...).

La primera escena ya nos promete tener una hora y media de actuaciones y situaciones impactantes y muy conseguidas. Vemos a un señor, surfeando en medio de un glaciar. Así, con el neopreno solo, sin una rebequita ni nada. De repente (no recuerdo si se explicaba porqué) un trozo de iceberg se desprende (seguro que era el mismo indeseable que se comió el 1er Titanic) creando una ola de dimensiones descomunales. El surfista, muy valiente para eso de pasar frío, pero muy poco para surfear una ola que tiene puesta a huevo, creo recordar que moría sin remedio.
La cinta nos traslada al 100º aniversario del Titanic, donde conocemos a Hayden (interpretado por Shane Van Dyke, que además es director y guionista, como ya lo fue de Paranormal Entity, no confundir con Paranormal Activity), un multimillonario que decide que la mejor manera de gastarse los cuartos y celebrar el aniversario es construir otro Titanic, así, a lo loco, sin pasar los controles de calidad ni nada. Lo primero que nos dejan claro con Hayden es que es un triunfador. En su primera escena lo vemos acompañado de dos mujeres que a mí me recordaban a las azafatas de "Noche de fiesta", además, el chico se gasta un pelo Pantene precioso y, bueno, es multimillonario.
Además de Hayden, en la pelicula salen dos azafatas y el padre de una de ellas, que trabaja en algo de control de océanos o algo así (interpretado por Bruce Davison, que no es moco de pavo). Como todos suponéis, la ola gigante y el trozo de iceberg harán estragos en el barco. Me hizo especial gracia la conversación de los capitanes del barco, del rollo "Oh no, no hemos comprobado si era capaz de resistir un iceberg" a lo que el otro contestaba "La historia se repite". Después del choque, se produce el caos en el barco, pero mi querido Hayden hará de héroe, salvará a todos los pasajeros que pueda (que corren de un lado para otro sin cesar, los pesados, y a veces parece que salen riéndose), besará a la chica y morirá en calidad de mártir. Básicamente podríamos resumir la película como un drama acuático-romántico.

No sé que hacéis que no la estáis viendo ya.

PD: Esta sección se va a nutrir muchísimo de las películas de la productora "The Asylum", que se dedica a hacer películas de este estilo. La siguiente que comentaremos será "Sharktopus", mitad tiburón, mitad pulpo. No hace falta que diga nada más.

1 comentario:

Javi dijo...

No tenía ni idea de que existiera una segunda parte de Titanic. La verdad es que sí que suena a casposa, y me parece raro porque Titanic de Cameron era una gran producción. Es raro que le pongan la etiqueta Titanic a algo tan descabellado, eso desprestigia la marca ;-P
Un saludo, Nina, y buena entrada.