lunes, 28 de febrero de 2011

Películas que ya deberías haber visto: Black Swan (El Cisne Negro)



Lo he sentido, ha sido perfecto
Esta frase resume, en un final digno de una joya del cine, lo que es esta película.
De nuevo, el maestro Aronofsky nos pasea por el lado oscuro, esta vez por los caminos intrincados de la obsesión. Es imposible permanecer impasible a la transformación del cisne blanco y virginal en un bellísimo y destructor cisne negro. Un cisne que refleja la obsesión por el autocontrol, la obsesión por la belleza, la obsesión por la perfección. Una obsesión que acaba destruyendo, que aleja de la realidad, pero que a la vez sublima. Una locura envuelta en algodones y arropada por una madre frustrada que vuelca en su hija su deseo de juventud hasta enfermarla. Un sueño de perfección enfermizo que se ceba en una frágil bailarina que llegará hasta el límite para conseguirlo.

Y qué no decir de Natalie Portman. Ella es un perfecto cisne blanco, pero es a la vez, tal como exige el coreógrafo y director, un inmenso cisne negro. Una grandísima interpretación, con momentos increíbles, que la hacen merecedora, sin rival posible, del Oscar de este año. Como en el ballet, ella es la primera figura y ella es la que levanta al patio de butacas, junto con el director, que inventa una coreografía valiente y arrebatadora, hecha a la medida de un cisne bicolor magistralmente interpretado.

Un final impresionante, desgarrador, demoledor, devastador y visualmente precioso que mantendrá al respetable sentado en las butacas hasta que se enciendan las luces, esta vez de estupefacción, de incapacidad absoluta de movimiento después del impacto. El final del “Lago de los cisnes” resuena aún en mi cabeza y probablemente resonará en las vuestras durante días después de ver la película.

Me quito el sombrero ante este director y su acierto con el guión y con el reparto. Una película de 10 como pocas. Y es que señores, la perfección existe.

4 comentarios:

Rudu dijo...

Suerte que te as achantao para hacer la critica a par, porque vamos, como siempre tengo una opinion totalmente dispar a la mayoria, pero claro partiendo de la base de que no me gusta el ballet....

Un 4 y vas que te matas, es que hasta el último baile me lo esperaba más espectacular...

Alexme dijo...

completamente de acuerdo, una maravilla,lo único malo es el guión que es algo flojo pero se contrarresta con una dirección y unas interpretaciones magnificas, completamente merecido el oscar de Natalie, muy buen post, un saludo

Javi dijo...

Muy buena síntesis, Reichel de la peli. Me gustó tu comentario.
Alex, para mí el guión está lleno de clichés, pero aún así, y ahí está uno de sus méritos, el director da un paso más allá... un paso gigantesco. El guión nos suena de algo, es cierto, pero Aronofsky le da unas cuantas vueltas para hacerlo imperecedero.

BeaClane dijo...

La vi ayer y todavía estoy estupefacta por su belleza. Se nota que Aronofsky siente una gran pasión por el cine, lo plasma en cada película y por ello es uno de mis autores preferidos.

Cisne negro es sencillamente magistral, perfecta, maravillosa. Como se retrata la obsesión, la locura, ese toque de terror y senxualidad. Es arriesgada, no tiene miedo de mostrar lo surreal, consigue calar con sus escenas de tensión, su terror y sus bailes cautivadores.

Las actuaciones me parecieron sublimes, sin duda los premios de Natalie están justificados.

Tengo muchísimas ganas de ponerme a hacer la crítica de esta película, lo haré pronto. Muy buen artículo ;D.

¡Un saludo!