martes, 25 de enero de 2011

Trainspotting


Elige buen cine, elige Trainspotting

Lección número 1: elige un buen comienzo. El monólogo del principio te machaca, empiezas la película pensando “mierda, yo he elegido la tele grande que te cagas” y eso hace que, de entrada, no te pongas de culo con la pandilla de yonkis que corren delante de la policía. Este estado de ánimo inicial hace que puedas afrontar Trainspotting como debe ser, sin prejuicios y sin ánimo de juzgar, por lo menos de entrada. 

Lección número 2: elige unos buenos personajes. Cuatro yonkis y un delincuente común que se erigen en los representantes de una generación. Jóvenes (bueno, no todos porque Begbie ya tiene sus añitos) sin futuro ni esperanza, con un espíritu nihilista llevado al extremo que deciden limitar sus preocupaciones al mínimo (“pillar es lo único que te interesa, todo lo demás es secundario”). La fuerza del personaje de Renton es indiscutible y su evolución es la que nos permite movernos por la historia como uno más.

Lección número 3: elige una buena historia. Abordar el tema de las drogas es tremendamente complicado y no caer en los clichés facilones del género lo es aún más (para ejemplo “Mentiras y gordas” o “como hacer una peli insustancial de un tema tan serio”). Boyle te pone en una posición que te permite ver el tema desde una nueva perspectiva, y que te lleva a la única conclusión posible (resumiendo: “la droga es mala”), pero haciendo todo el camino con los personajes (de la adicción a la sobredosis, del mono a la rehabilitación) hasta que, como Renton, llegas a la conclusión de que, efectivamente, la tele grande que te cagas no es una mala opción después de todo. A todo esto añádele unas cuantas escenas memorables (el váter más sucio de escocia, la conversación sobre la identidad escocesa, el mono surrealista y la sobredosis grabada en modo ataúd con el “Perfect Day” de fondo) y tienes una de las películas más interesantes de la década.

Conclusión: elige Trainspotting.

Puntuación 9,5
Reichel






¿Y porque no elegiste antes la tele que te cagas?


Esa a sido la primera pregunta que me he hecho despues de terminar de ver por segunda vez esta película. La verdad que tras el primer visionado, hace ya algún que otro año, no tenía ninguna gana de volver a verla, pero bueno, todo sea por contentar a la familia acepté, es más despues de leer la crítica de Reichel hasta albergaba que después de ese tiempo y con un supuesto tiempo de maduración la película podría incluso hasta llegar a gustarme, o almenos superar en puntuación al amargo recuerdo que tenía de ella, pero nada más lejos de la realidad, el amargo recuerdo se iba transformando en amarga realidad conforme iba avanzando la película...

Centrandonos a desgranar la película como tal, no he encontrado ningún detalle ni ningún aspecto que pueda calificar como positivo en mi peculiar baremo de puntuación.
La historia no me consigue enganchar casi en ningún momento, los personajes tampoco me acaban de gustar, supongo que el hecho de que sean Yonkis no ayuda a que entren fácil, aunque he de decir que el personaje de Begbie (creo que se llama) de pura animadversión que me producia quizá si que habría que destacarlo como notable.
También tengo que destacar, y sobretodo, la escena del váter más sucio de Escocia (ninguna otra denominación seria más acertada para él), increíble el asco que me dió solo en pensar en verlo en directo, como para pensar en hacer las necesidades de uno en semejante lugar, inhumano, supongo que solo por las sensaciones que produce si se podría calificar como un acierto de la película...

Bueno aunque en general no ha habido nada que haya destacado por bueno tampoco puedo decir que sea una “Pelicula que no recomendaría ni a mi peor enemigo” aunque no se alejara demasiado.

Puntuación 4,6
Rudu

 

14 comentarios:

Javi dijo...

En este caso estoy con Reichel. Es una película especial y muy recomendable. Yo, desde luego, no quedé indiferente viendo la evolución de estos chicos escoceses sin otra cosa mejor que hacer que autodestruirse. Con el personaje principal interpretado por Ewan McGregor, que está genial, hay una especie de via crucis, con regeneración final... un camino emocionante y duro. Para mí, un peliculón. Le pondría una nota similar a la de Reichel. Un saludo y buena entrada, la de los dos, aunque en este caso vea las cosas más como Reichel que como Rudu. Ciao

Nina dijo...

Soy más de Réquiem, en el sentido que Trainspotting siempre juega con el "elige", pero, aun sin hacer apología de las drogas, tampoco les da el trato que creo que ha de darse. Réquiem es más clara en ese sentido "Drogarse y pudrirse, todo lo mismo".

Javi dijo...

Nina yo creo que en el fondo todo es un problema de elección. Después de todo hay quien se droga y puede rehabilitarse; no todo es drogarse y pudrirse, aunque sí es cierto que muchos no salen del fondo del pozo. Un saludo, Nina. Esta vez no has puesto crítica, le ha tocado a tus hermanos :)

Cotu dijo...

a mí no meg ustó, de hecho no aguanté más de 15 minutos de pe´licula

Mikel Nhao dijo...

Vaya, que diferencia de puntuaciones chicas, yo empezaría a llamar al blog criticas dispares en lugar de a pares... Un saludo

Rudu dijo...

@Cotu: La verdad que no me extraña

@Mikel Jajajjaja como que chicas??? De momento no me he travestido! jajajaja.
Si ahí esta la gracia, que yo no tengo nada que ver con mis hermanas, ya me hacen ver películas de ese calibre para que se la cosa dispar..

Reichel dijo...

@Mikel Estamos haciendo una obra social con Rudu. Intentamos que cambie a Vin Diesel por las pelis de culto, pero resulta complicado ;P
@Javi Estoy contigo. No creo que Trainspotting aborde el tema de las drogas de forma amable (tiene escenas muy bestias), pero a diferencia de Requiem lo plantea desde la perspectiva de la elección, los personajes eligen ser yonkis igual que eligen dejar de serlo, mientras que en Requiem ser convierte en una cosa inevitable.
Te hace requiem para la próxima crítica Nina?

Rudu dijo...

Ahorrarme el sufrimiento de volver a verla y hacerla vosotras, si!

Javi dijo...

Eso, Nina, una de Réquiem!! :)

Nina dijo...

Ufff, cuanta presión Javi jajaja. Tengo que decir que he intentado hacer alguna vez una crítica de Réquiem y tengo la impresión de que me quedan como el culo siempre, pero el pueblo es soberano, y se hará.

ANTONIO NAHUD JÚNIOR dijo...

Me gusta tu blog. Enhorabuena.
Venga ver mi blog brasileño sobre el cine clásico.
Saludos
www.ofalcaomaltes.blogspot.com

Einer dijo...

Hola. Es la primera vez que entro en vuestro blog y me ha molado lo de hacer dos críticas diferentes sobre una misma película. Yo en este caso estoy con Reichel, me encanta Trainspotting.
En cuanto al tema de la elección, es fundamental en la peli porque, efectivamente, eligen ser yonkis, pero, ¿eligen dejarlo? En un momento dado Renton sí, pero es incapaz hasta que sus padres le encierran. Luego el mensaje que yo veo en la peli es que a veces no basta sólo con elegir.
Bueno, me uno a la petición del pueblo: Queremos Réquiem.
Un saludo.

Ariadna dijo...

Hola, yo también estoy de acuerdo con Reichel, me encanta Trainspotting. Creo que es una peli muy original, que te muestra los peligros de las drogas, sin juzgar tampoco a los personajes, y no es tan dura ni tan agobiante como Réquiem, que aunque sé que es muy buena, no aguantaría verla nunca más. Ewan McGregor, genial y carismático, como siempre. Y tiene frases memorables, como: "Dentro de poco no habrá hombres ni mujeres, sólo gilipollas", o algo así,jajaja. Una crítica social demoledora.

Machete dijo...

Estoy con Reichel. Trainspotting, es para mí, una obra a tener muy en cuenta en la década de los 90.