sábado, 4 de diciembre de 2010

Invictus


Yo soy el amo de mi destino, yo soy el capitán de mi alma.

La verdad es que cuando fui en verano a ver esta película no me hacía mucha ilusión (por más que fuera de Clint Eastwood). Me esperaba encontrar grandes dosis de testiculina, épica deportiva y testosterona y, hombre, algo de eso hay, pero vamos, no tanto como pensaba y además lo que hay está puesto al servicio de una historia que merece la pena.
Utilizando a los Springboks y al deporte como excusa, la película nos hace un pequeño resumen de la historia reciente de Sudáfrica, a la par que nos muestra la fuerza y la personalidad de un Nelson Mandela que fue capaz de unir (con algunos matices) un país divido y castigado por décadas de apartheid. Y es cierto que quizá no se profundiza suficiente en este aspecto y es posible que la imagen de Mandela esté demasiado idealizada (pero a mi me cae bien, qué narices), pero la película deja buen sabor de boca, ganas de aprender más de la historia de este país y sobre todo un mensaje moral extremadamente difícil de aplicar cuando el rencor y el odio asedian la convivencia de un pueblo.
“El perdón empieza aquí, el perdón libera el alma, disipa el temor, precisamente por eso es un arma tan poderosa.”
Para salir de buen rollo del cine y con ganas de ser el “peacemaker” del barrio.

Reichel
Nota: 6,5





 
“Ustedes me eligieron como dirigente, dejen que los dirija”
 
Pues esta semana a tocado ver otra buena película, casualmente de las que he criticado las unicas dos que me han parecido buenas hasta el momento tienen dos denominadores comunes, director Clint Eastwood y actor Morgan Freeman, no era cosa que me extrañara, porque como ya dije con Sin Perdón, película en la que sale Morgan, película que tiene muchas papeletas de gustarme.

Centrándonos en el film, me parece que esta muy bien logrado el personaje de Mandela (Dada o Madiba para los amigos) y sobretodo da la sensación de ser un personaje más que interesante, porque pese a que parece que en su vida personal no gestiono muy bien sus relaciones a nivel de estado hace lo necesario para cohesionar dos mitades de un país que hasta entonces estaban más que enfrentadas, supongo que el personaje en la realidad tendrá sus claroscuros pero bueno por lo que se ve en la película es digno de conocer algo más.

Como detalles a destacar de la película hay varios que me han llamado la atención, como por ejemplo la supuesta celda de Mandela, digo supuesta porque no se si será la real donde estuvo el, lo dudo, pero todo pudiera ser, que por como era ese cuchitril es aún mas digno de admirar que un hombre que estuvo allí años no tenga rencor hacia las personas que allí lo metieron sin motivo aparente. Otro de los detalles que me ha gustado bastante es cuando los jugadores van a dar clases de Rugby a la parte de la sociedad más pobre y todos los niños solo tienen como objetivo a “Chestah”, pasando absolutamente de los otros blanquitos, por otro lado me parece normal que vayan por él, tienen cara de buena gente.

Para terminar tambien destaco la Haka Neocelandesa que siempre me ha gustado así como los momentos en los que hay musica africana, que tambien me mola bastante.

Bueno me ha quedado algo más extensa de lo que es habitual en mi, pero las buenas películas así lo requieren.

Rudu
Puntuación 8,2

5 comentarios:

Toni Morejón dijo...

En mi opinión, de lo peor que ha hecho Eastwood en mucho tiempo.

Antoine Doinel dijo...

Coincido con Toni Morejon, que no quiere decir que sea mala del todo XD.

Javi dijo...

La verdad es que ésta es una de esas del señor Eastwood que no me tiran casi nada, que haberlas hailas. Un saludo a tod@s

Mikel Nhao dijo...

Creo que la figura de Mandela (aunque hombre importante donde los haya) está demasiado adornada en esta película por así decirlo, una cosa es que el tipo haya sido tan importante para su país y otra que su pipi oliera a perfume y su popo brillase como el oro. Creo que en este caso, la realidad superó a la ficción. Ese mundial fue la polla, hace tiempo vi un documental sobre aquello que me gustó mucho más que la película

Mikel Nhao dijo...

Por cierto, gracias a una de vosotras dos por los buenos comentarios que leo en mi blog. Me gustaría invitarte a mi blog nuevo: Filosofía de Mikel Nhao, a cenar quizás también... Un saludo!